A raíz de varias consultas de administradores de fincas y clientes particulares,  hemos decidido dedicar este post a la validez de las mediciones acústicas en conflictos vecinales.

Por desgracia, no son pocas las veces que en nuestras viviendas tenemos problemas vecinales debidos al ruido que generan locales, vecinos u otras actividades en nuestra comunidad. Siempre es recomendable abordar las cuestiones de esta índole con un punto de cordialidad e intentar solucionarlos con mano izquierda, comunicación y buen talante. Pero, ¿qué pasa si la otra parte no quiere o no reconoce ser el causante del ruido? ¿Y si quiere pruebas de ello?, ¿Y si es un ruido reiterado y molesto? Son en estas ocasiones cuando una medición acústica es la prueba necesaria para hacerse oír, poniendo sobre la mesa una certeza medida y real.  Para ser justos, una medición acústica, aunque arroje resultados evidentes de molestias e incumplimiento de normativas, no es la panacea, y en ID Acústica nos hemos encontrado con vecinos que llaman desesperados porque se sienten desamparados y llegan al punto de plantearse un proceso judicial.  Es de ahí de donde surgen sus preguntas: ¿Todas las mediciones acústicas son válidas?

La respuesta es NO. Para que se pueda defender como una prueba legal, se necesita que las mediciones se realicen bajo unas premisas que marcan las normativas correspondientes y que principalmente son las siguientes:

  • El sonómetro con el que se mide debe ser de precisión y catalogado de tipo 1. Tiene que estar verificado en el momento de realizar la medición y calibrarse antes y después de la medición, de manera que se certifique que el sonómetro mide lo que tiene que medir. No valen las mediciones realizadas con aplicaciones móviles o sonómetros de menor precisión. Debe poder almacenar los datos correspondientes.
  • La persona o empresa que realiza las mediciones acústicas debe estar en disposición de la oportuna capacitación técnica emitida por una entidad acreditada, con objeto de poder garantizar la fiabilidad y los resultados de las mismas, de manera desinteresada y objetiva.
  • Las mediciones deben cumplir una serie de requisitos específicos en cuanto a la duración de las mismas, posición del sonómetro, ruido de fondo, parámetros a analizar, etc, de manera que se adecúen a la normativa que se rija en el municipio o localidad que corresponda. Y los resultados deben plasmarse en un informe.

Validez mediciones ruido

ID Ingeniería Acústica se encuentra inscrita en el Registro de Laboratorios de Control para la Calidad de la Edificación y Obra Pública conforme al Real Decreto 410/2010, de 31 de marzo, por el que se desarrollan los requisitos exigibles a las entidades de control de calidad de la edificación y a los laboratorios de ensayos para el control de calidad de la edificación, para el ejercicio de su actividad (BOE 97/2010) y DECRETO FORAL 67/2010, de 29 de octubre, por el que se reordenan las competencias en materia de laboratorios de ensayos para el control de calidad de la edificación. Nuestros equipos de medición se verifican periódicamente tal y como lo exigen las normas UNE correspondientes. Así mismo hemos defendido e interpretado los resultados de nuestros informes acústicos ante los juzgados que así nos lo han requerido, y siempre han sido informes cruciales en el desarrollo de los contenciosos, pues tienen un valor carente de toda duda en cuanto a realizarse siempre de manera objetiva y bajo las normativas correspondientes.

Esperamos que si en algún momento se encuentra en esta situación le sirva de ayuda la información recogida en este post.